Bruselas, 10/06/2004. La Comisión Europea ha atrasado hasta después del verano la entrada en vigor del pasaporte obligatorio para los perros, gatos y otros animales domésticos que son trasladados dentro y fuera de la UE. Según Bruselas, los Estados miembros no están preparados para poner en marcha estos certificados

Bruselas ha acordado que ese pasaporte, que debería exigirse desde el 3 de julio de 2004, no se exija hasta el 1 de octubre, con el fin de facilitar que los ciudadanos de la UE puedan transportar sus animales de compañía durante las vacaciones.

Esta prórroga se debe a que los Estados miembros "no están preparados" para poner en marcha el pasaporte o documento veterinario para las mascotas, válido para todos los países comunitarios, según la portavoz comunitaria de Sanidad, Beate Gminder.

La distribución de esos certificados a los veterinarios está siendo problemática y, además, en muchos países no se han impreso folletos informativos acerca de la nueva reglamentación por la que se aplica el pasaporte.

Desde el 3 de julio, los Estados miembros permitirán la entrada de mascotas que cumplan las nuevas normas, aunque desde esa fecha y hasta octubre, aceptarán los animales cuya certificación cumpla con la actuales reglas del país de procedencia.

Esta excepción será válida también para los perros, gatos u otros animales que provengan de fuera de la UE.

El 1 de octubre será obligatoria esa identificación para todos los traslados el nuevo sistema que afecta a los movimientos de perros, gatos o hurones entre los países de la UE.

Desde entonces, los animales deberán adjuntar un certificado que acredite que han sido vacunados contra la rabia, menos en los desplazamientos a Irlanda, Reino Unido y Suecia, para los que hacen falta pruebas de otros tratamientos.

Los propietarios de mascotas solamente deben contactar con su veterinario para obtener ese pasaporte con los detalles de la vacunación.

Dentro de ocho años, será obligatorio que los animales porten un microchip electrónico pero hasta entonces, podrán llevar un tatuaje -excepto en el caso del Reino Unido, Irlanda y Suecia-.

También se aceptan los traslados de animales recién nacidos que todavía no han podido ser vacunados.

Para introducir mascotas en Irlanda, Reino Unido y Suecia, se exigirá un test realizado antes del viaje que demuestre que la vacuna antirrábica ha sido efectiva. En el caso de Reino Unido o Irlanda, esta prueba se hará al menos seis meses antes del viaje, y en Suecia, a partir de los 120 días después de la vacunación.

El nuevo pasaporte es válido también para los traslados de mascotas a países vecinos con el mismo estatus que la UE respecto a la rabia: Andorra, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino, Suiza y Ciudad del Vaticano.

Nota informativa sobre el traslado de perros, gatos y hurones a la Unión Européa (UE).
REGLAMENTO (CE) No 1193/2005 DE LA COMISIÓN
de 25 de julio de 2005 por el que se modifica el Reglamento (CE) Nº 998/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo relativo a las listas de países y territorios (Texto pertinente a efectos del EEE)